El afeitado de mi abuelo


#21

No conocí a mis abuelos… Pero mi padre que en Paz descanse, siempre se afeitaba a diario con Philipshave de tres cabezales. Todavía me parece escuchar el ruido de la máquina bien tempranito en el baño desde mi cama. Y el soplido final para limpiarla. Yo nunca pude usarla, se me enquistaba el pelo de cojones. Luego, Paco Rabane y tirando a la oficina. Ya de mayor, cambió el Paco Rabane por Gotas de Oro, y la oficina por su despachito y ordenador. Pero la maquina, hasta sus últimos días.

Si me viera con las navajas se partiría el culo. Práctico que él era.


#22

El soplido final… Q grato recuerdo


#23

Pues mi abuelo que E,D, siempre con su gillette de peine abierto, afeitado diario con su barrita Myrurgia,
Mi padre que E,D, nunca pudo con las desechables, siempre con su doble filo hasta el final.Eso si nunca pudo con el peine abierto, y auçún le recuerdo con Tech de aluminio , Con su Myrurgia, su Gal y por último su stick la toja. La Lea la uso muy poco. Conservo una maquinilla ¨nisupa¨, y una brocha de pelo de caballo diría yo, pero le quedan tres o cuatro pelos, que era de mi abuelo materno,

Bonitos recuerdos, ahora entiendo porqué no les gustaban las desechables.


#24

No recuerdo haber visto a mi abuelo afeitarse nunca.
Ahora, mi padre era incondicional del ahorro, pero del ahorro literal.
Barrita La Toja, Lea o Bea, brocha de cerda baratija, que cambiaba cuando casi no tenía pelo y Gillette Blue II desechable a cascoporro.
En tiempos pretéritos Agua Brava, Aqua Velva o Floid. Con posterioridad todos aquellos que recibía por Navidad, que se le iban acumulando y gastaba con cuentagotas.
Siempre dos pasadas, a favor y a la contra.
Vagamente recuerdo haber visto cargadores de cuchillas tipo schick inyector, pero no recuerdo la maquinilla.


#25

Mi padre siempre ha sido un incondicional de las eléctricas, recuerdo de pequeño usar como juguetes las que se le iban estropeando, alterna con multihojas un dia a la semana o así por el tema del apurado, tiene muchas barba y muy poblada. Su padre que era todo un dandy, le afeitaba un barbero que aquellas épocas iba por las casas y también he oido a mi padre decir que “aleccionó” a sus hijos para que le afectarán, ya digo un autentico dandy.