Hexagon de Mühle - cuenco y brocha


#1

Hola a todos,

Desde hace un mes y medio soy el feliz propietario de un cuenco Mühle Hexagon y una brocha de la misma serie, diseñados ambos por el diseñador alemán Mark Braun.

Conocía el trabajo de este joven por su muy acertado diseño (en mi opinión) del reloj Nomos Metro con reserva de marcha, del que os copio una imagen sacada de la red:

Bueno, pues mirando la web de Mühle di con estos productos diseñados por el mismo joven, así que me decidí a probar.

En primer lugar, decir que el cuenco es pequeño (10 cm de diámetro) pero con un acabado rugoso y cumple bien su función para espumar aguantando el cuenco con una mano:

Es de loza o porcelana, y da una buena sensación de calidad en la mano. Cuesta 35€, lo que me parece un mal valor para mi dinero, pero en fin. Un día es un día. Aquí podéis ver a escala con el mango típico de Mühle.

Como digo, espuma con mucha facilidad, o sea que en ese sentido cumple:

Lo compré junto con una brocha de la misma serie, que es muy bonita en mi opinión:

Y práctica, ya que el pelo se puede desenroscar para cambiar por otro sin necesidad de meterse en encolados. Esta en particular es de pelo Silvertip Fibre, pelo artificial. Este es un tema del que no me parece que se hable mucho en el foro: ¿todas nuestras brochas provienen de tejones que se encontraron muertos en la carretera? :thinking: O más bien habrán tenido una vida muy miserable para que en el otro lado del mundo disfrutemos de buenos afeitados?:sleepy:

En fin, este da el pego pero si te pones las puntas en la cara pincha, cosa que no pasa con un buen tejón. Pero la verdade es que da un mucho mejor resultado que otras brochas que he tenido de pelo artificial.

Tan sólo dos pegas le pongo al mango:

  1. Como véis en la foto anterior, el hexágono tienen los cantos muy vivos. Vaya, entiendo que así son los hexágonos, pero a ver, herr Mark: ¿sabe Ud. lo que es la ergonomía? Coño, no veáis lo incómodo que es el agarre con esos cantos tan vivos.
  2. Y esto sí que es para decirle, parafraseando al compañero @racogon que esto es una puta mierda:

Esta bucólica foto la hice en buena hora, ya que las dimensiones del conjunto están hechas de tal manera que esta es una posición de equilibrio inestable. Apenas un segundo después de hacer la foto, la brocha rotó hacia atrás, cayendo del cuenco y haciendo un muy respetable agujero en la plancha metálica (el pie) del toallero sobre el que cayó con esa esquina tan puntiaguda. Todavía sudo pensando que lo descubra la parienta.

En fin, como conclusión: el cuenco sirve pero es caro. La brocha va bien, pero está mal diseñada. Veo ahora que herr Braun es un chico con barba y quizás no ha testado bien su producto.

Corolario final: de los italianos el diseño, de los alemanes la técnica. No compro técnica italiana, y a partir de ahora, tampoco diseño alemán.

Salud!


#2

Coincido plenamente en lo de la ergonomia. Tengo un mango de maquinilla hexagon y es muy bonito pero poco cómodo.