Y los DESAYUNOS....?


#41

Tortitas de avena, con mermelada light de melocoton, frutos secos y canela. Las descubrí cuando el ansia viva lo soltaba en el gimnasio, y lo bueno que tienen es que llenan y sacian un montón, por lo que controlas el apetito. Y además aunque parezca mentira estan muy buenas :joy:. Si voy con prisa pues tostada y arreando


#42

Muy sanote es usted.
Si comparamos eso con la manteca colorá, es como un desayuno de metrosesssxuá!
Cuanto daño están haciendo los gym dios mío!!
:joy::joy::joy::joy:

(No he podido evitar poner el enlace :joy:)


#43

Hay que comer todo lo sano que se pueda y cuidar el cuerpo… si se quiere uno poder poner hasta el ojete y maltratarlo a gusto minimizando los estragos :wink::wink:


#44

No sé si te he entendido :joy::joy::joy::joy::stuck_out_tongue_winking_eye:
Otra frase para el calendario


#45

Para que no os quedáis con las ganas de probar el hígado en manteca colorá…


#46

No os podéis perder de esa web la morcilla de Ronda, el lomo en manteca, y el chorizo en manteca…

Hummmmmmmm


#47

Mis desayunos están fuertemente influenciados por dos cosas, mi infancia en Rumanía y mi estancia de dos años en Londres cuando estudiaba.

La influencia rumana se refleja en que un 95% de los días tomo té para desayunar. No es que en Rumanía sean especialmente amantes del té, sino que en mi niñez la leche era un bien preciado del que había notable escasez. El té se podía conseguir de algunas maneras, principalmente si tenías familiares en el extranjero.

Todo eso me llevó a desayunarme tazones de té por las mañanas acompañando lo que fuera que hubiera para comer. Es probable que no sea lo mejor para un niño pero eh, en invierno hacía un frío de pelotas y aquello calentaba.

Respecto a Londres, ahí descubrí la mantequilla salada, que es fiel compañera de mis tostadas desde entonces. A veces con mermelada, a veces con miel, muchas veces a pelo. Por supuesto, el té sigue siendo omnipresente.

Respecto a la manteca, es algo muy, muy rumano también, tanto la blanca como la colorá (con pimentón). Mi última experiencia con ella no fue muy placentera, hacía ya 16 años que había salido del país, mi estómago ya no estaba hecho a esas comidas. En un viaje a Rumanía un amigo nos invitó a mi mujer y a mí a cenar, la noche anterior al viaje de vuelta. Cayeron demasiadas tostadas con manteca, demasiadas. Mi mujer empezó a devolver al día siguiente según nos aproximábamos a Frankfurt para la correspondiente escala. Yo seguí su ejemplo poco después. Las siguientes cuatro horas de escala las dedicamos a comprobar la limpieza de todos los retretes de la terminal, no dejamos ni uno sin bendecir.

No he vuelto a probar la manteca, ni ganas. :))


#48

@ElDruida, deja de tentar, estamos en operación gym para quitarnos las cervezas del verano,y a ver si llegamos a la operación bikini del año que viene, a la de éste no fue posible :joy::joy::joy:


#49

Esto si que es un tentempié mañanero, café bien cargado y tostadas de pan con tomate.
A mi el café me gusta Caliente Amargo Fuerte y Excaso


#50

En mi tierra es el desayuno típico.
Sólo que ese café, tal y como usted lo define, debería ir acompañado de un vasito de agua y un royo de papel de combate… Ya me entiende.


#51

En el bar de al lado del curro, cuando pedimos eso, decimos ponme un café gacela…


#52

Ya dice el refranero popular, café y cigarro …:grin::grin: