Afeitado humedo. Wet shaving

El afeitado a navaja es una modalidad del afeitado húmedo
El afeitado húmedo se refiere al método tradicional de afeitar utilizado durante décadas hasta la introducción de las máquinas de afeitar eléctricas, maquinillas de cuchillas múltiples de cartucho o desechables, y espumas o geles de afeitar en lata o sprays.
Por lo general, para el afeitado húmedo con las navajas de afeitar se utilizan:
Gran cantidad de agua caliente El agua es el único elemento esencial, así como el mejor ingrediente para el afeitado
Una navaja de afeitar clásica.
Espuma de afeitar creada con una brocha de afeitar a partir de una crema de afeitar o un jabón de afeitar.
El afeitado en seco se refiere a la práctica de simplemente afeitarse la barba con una máquina de afeitar eléctrica o maquinilla de afeitar sobre la piel seca lograda con la tecnología moderna, el afeitado húmedo hoy es mucho más conveniente que en el pasado. Dado que hoy en día cualquiera en el cuarto de baño y la ducha dispone de gran cantidad de agua caliente y las navajas y hojas de afeitar tienen filos mucho más nítidos que las de su padre o abuelo.
El afeitado húmedo se ha hecho popular por varias razones:
Es comodo y no irrita. Proporciona el afeitado más cercano, más cómodo y apurado posible.
Es divertido y agradable. Eleva la tarea mundana del afeitado de cada jornada para saborear unos pocos minutos diarios agradables y placenteros. Creación de la espuma, el disfrute y desafio de una navaja de afeitar bien hecha y afilada también el de una brocha de afeitar, y los estimulantes y refrescantes aromas de las cremas de afeitar y jabones contribuyen a un comienzo muy agradable del día.
Ahorra dinero. Se ahorra dinero mientras que le da un mejor afeitado y trato a la piel. La navaja de afeitar puede durar toda la vida, una brocha de afeitar de diez a quince años, y el costo de las hojas de afeitar de doble filo y cremas de afeitar es mínimo. Por ejemplo, suponiendo que se utilice una cuchilla de afeitar de doble filo a la semana (52 por año) que le costaría alrededor de 25 €, que es lo que iba a gastar en tres meses para ocho cartuchos de hojas múltiples y el costo de una navaja de alrededor de 150 € en nueve meses estaría compensado y esta le durará toda la vida.
Quizá la principal característica del afeitado húmedo es el uso de la brocha de afeitar, ese casi olvidado complemento masculino con el que se prepara la espuma que protege la piel y facilita el deslizamiento de la navaja barbera o cuchilla. La brocha, además de preparar el jabón, ejerce una ligera acción exfoliante sobre la piel y, deja el pelo listo para ser cortado prácticamente de raíz.
El segundo gran componente del afeitado húmedo es la gama de jabones y cremas de afeitado a disposición del aficionado, que es prácticamente infinita: desde productos de toda la vida como los de La Toja hasta prodigiosos jabones artesanos fabricados en Francia, pasando por jabones ingleses de marcas que llevan más 250 años sirviendo al gentleman o la propia corona inglesa, como los Floris del agente 007, una perfumería abierta al público en Londres en 1730 y cuyos productos son los que decidió Ian Fleming al crear el personaje, que usara el intrépido agente secreto británico.
Estos jabones y cremas, creados específicamente para el afeitado, se mezclan y espuman con unas gotas de agua de ahí el término inglés, wet shaving, en español afeitado húmedo, con el que se refieren a la técnica en el mundo anglosajón. Esta espuma ofrece múltiples beneficios a sus usuarios: es más protectora que los actuales y habituales espumas geles de afeitado en spray, mejora el deslizamiento para el paso de la navaja, hidrata mucho mejor la piel y, sobre todo, proporciona un conjunto de sensaciones agradables difícil de igualar por los geles o lo que los aficionados del afeitado húmedo denominan peroyativamente “espuma de bote”.
Esta variedad no se circunscribe sólo a procedencias o marcas: también pasa por los ingredientes completamente naturales o no, con grasas animales o sólo vegetales, mentolados, con éste o aquel componente clave-; las presentaciones en pastillas guardadas en lujosos estuches de maderas nobles o jaboneras de cerámica, en más modestas barritas o en crema, o los aromas, que en algunos son prácticamente neutros mientras que en otros son capaces de llenar el cuarto de baño con un potente olor a perfume o a fragancias naturales que van desde el frescor de la lavanda hasta la calidez del sándalo Todo un mundo en el que elegir y con el que se podría experimentar un afeitado completamente diferente casi cada día.
Una vez se tiene la cara cubierta por una espuma realizada a partir de un jabón o crema de su elección llegará el momento de la verdad: el afeitado propiamente dicho. Para ello el aficionado al afeitado clásico dispone de dos herramientas básicas: la tradicional navaja barbera o las maquinillas para cuchillas de filo único o cuchillas de doble filo inventadas por Gillette en la segunda década del siglo pasado
Ya se ha señalado que cada opción tiene sus propias ventajas, pero ambas respetando lo que se podría denominar principios del afeitado húmedo: tienen un trato más amable con la piel y la búsqueda no sólo de un buen apurado sino de una sensación placentera.
La segunda gran diferencia entre el afeitado húmedo y el habitual de hoy en día con multihojas es que, en lugar de pasar una vez por la cara una agresiva maquinilla con varias hojas o una maquina eléctrica, se prefiere pasar varias veces una única hoja o cuchilla Así, el método tiene algo repetitivo y un punto zen: se enjabona la cara y da una pasada, vuelve a enjabonarse y da otra cambiando el sentido en el que se desplaza la navaja, un tercer enjabonado da paso al último apurado. Esto, por supuesto, varía según las necesidades y gustos de cada cual, los hay que tienen suficiente con dos pasadas y otros necesitan cuatro; lo más habitual, no obstante, son tres: una a favor del sentido en el que crece el pelo de la barba, otra en sentido transversal al de crecimiento y una tercera a contrapelo.
Después del afeitado hay quién vuelve a enjabonarse la cara método que los aficionados llaman la “espuma de confort”, otros usuarios prefieren saltarse ese paso y directamente aplicar sobre su piel mineral de alumbre, que ayuda a la piel a recuperarse de los pequeños cortes que puedan haberse producido también hay quien prescinde de los dos. Finalmente, un after shave dejará la piel perfumada y tratada para enfrentarse al día a día.
¡Ya se ha terminado! Dependiendo de cómo lo vea, el afeitado en húmedo puede ser un proceso muy gratificante. No es tan rápido como algunos les gustaría que fuese, pero si esta es su preocupación, casi se puede garantizar que si su afeitado en húmedo es correcto, le ahorrará tiempo más adelante, porque no tiene que afeitarte tan a menudo. Además, una vez que se coge el hábito, podrá averiguar su propio estilo y una vez que lo averigüe, el proceso de afeitado será mucho más rápido. Por último, hay algo intemporal y excepcionalmente varonil acerca de usar la brocha de afeitar y aplicar la espuma es la forma en que se ha aplicado desde hace cientos de años. Creemos que una vez que lo pruebe, es poco probable que vuelva a las maquinillas de afeitar multihojas y desechables.
Para todo esto, por supuesto, cada uno establece su propio ritual. Por lo que cuando se trata del afeitado húmedo no hay reglas absolutas. En general, los hombres pueden hacer casi lo que quieran con el fin de lograr un afeitado cómodo y apurado. Sin embargo, hay algunos aspectos básicos que deben ser considerados. Hay varias guías excelentes de afeitado húmedo de las firmas de productos de afeitar con muy buena reputación. Los siguientes pasos son generalmente aceptados como los componentes besicos o esenciales necesarios de un método exitoso de afeitado en húmedo. Se les conoce como los fundamentos del afeitado en húmedo, en ingles Wet Shaving.
1º: Preparar - Ante todo la piel y la barba deben estar preparados mediante un lavado con un buen jabón de tocador y agua templada. Aplicar abundantemente agua tibia no hirviente directamente a su cara. Algunos tradicionalistas utilizan una toalla húmeda y tibia en la cara como en una peluquería de estilo antiguo para realizar la preparación, aplique toallas calientes a su barba durante al menos tres minutos. Esto ablandará los pelos de la barba y relajará la piel para que haya el mínimo de resistencia mientras se afeita. El vapor de la ducha funciona muy bien para conseguirlo, asi muchos expertos recomiendan afeitarse después de una ducha caliente cuando la barba se ha empapado. Decida lo que decida el objetivo es ablandar la barba para que sea más fácil de cortar.

2º: Aplicación de la espuma - A continuación, debe utilizar una brocha de afeitar y hacer una buena espuma con una buena crema o jabón de afeitar y aplicarla generosamente a su cara. Hay todo tipo de grandes cremas y jabones para elegir. Con la crema de afeitar, puede generar la espuma con los dedos o con una brocha de afeitar según sus preferencias. Si utiliza el jabón, usted tiene que utilizar siempre una brocha. La brocha de afeitar sin duda puede suponer una gran diferencia en su afeitado. Las brochas de afeitar de pelo de tejón son consideradas las mejores. Aunque en cuanto a esto, casi todas van a hacer un buen trabajo, pero hay algunos tipos que son superiores a todos los demás esas brochas se hacen generalmente de lo que se denomina Silvertip o pelo de punta plateada de tejón.

3º: Afeitado - Por ahora y en este punto la barba debe estar ya bien preparada para un afeitado apurado. Se debe utilizar una navaja afilada, con buen peso y equilibrio. Hay muchas para elegir, pero debe usar una que sea eficaz y cómoda para su tipo de barba y piel. Las opciones también incluyen, máquinas de afeitar de cartuchos y de hojas múltiples (no recomendado), cuchillas de afeitar de un solo filo o de doble filo, o, por supuesto en nuestra opinión la mejor herramienta induscutiblemente, la navaja barbera.
Este paso requiere pericia para que permita que la navaja de afeitar o la cuchilla hagan el trabajo. Aplique muy poca presión sobre la navaja y trate de inclinar 30º la hoja alejándola de la piel de su cara, además ha de afeitarse en el sentido de crecimiento del pelo de la barba lo que disminuye la posibilidad de irritación, cortes, y pelos encarnados. Con menos presión, se obtiene un mejor afeitado sin el ardor, el enrojecimiento y la irritación que generalmente se producen con máquinas de afeitar de cuchillas múltiples desechables y las maquinillas de afeitar de cartuchos.
Algunos hombres se aplican una segunda capa de espuma para afeitarse una segunda vez ya que han encontrado que si en lugar de tratar de cortar la barba en un solo paso, el tomárselo con calma y en varios pasos es el camino a seguir.
En general es más que recomendable afeitarse la segunda vez en el sentido o a través de la dirección del crecimiento de la barba, y no directamente en contra de ella. Afeitarse a contrapelo de inicio puede potencialmente conducir a la erosión cutánea es decir a la irritación de la piel y la aparición de pelos encarnados. Algunos usuarios encuentran que su piel puede tolerar el afeitado a contrapelo, pero sólo después de afeitarse en la dirección de crecimiento del pelo, primero. Para realizar el contrapelo deslice la navaja de afeitar suavemente sobre la piel, manteniendo la piel tensa con la mano libre.
4º: Limpiar, tonificar, hidratar - Inmediatamente después de su afeitado, enjuague su cara con agua tibia. Esto enjuagara y disolverá fácilmente cualquier resto de jabón o crema de afeitar sobrante. Siga al enjuague con agua tibia, con un enjuague de agua fría a fondo para cerrar los poros.
A continuación, es una buena práctica el tonificar la piel. Este es el componente menos común del afeitado en húmedo, pero se recomienda aquí como una buena acción para mantener la piel sana. Las lociones o tónicos para la piel tienen una acción de evaporación y enfriamiento que provoca que los músculos se contraigan y que los poros se vuelven temporalmente pequeños. Utilice uno adecuado para su tipo de piel natural después del afeitado. Usted encontrará probablemente tonificación y a la vez le resultará agradable y refrescante. Ademas tiene el beneficio adicional de eliminar cualquier resto de jabón o crema que aún podría haber quedado del proceso de afeitado. Enjuague la cara con agua fría y luego aplique un bálsamo calmante para después del afeitado, sin alcohol. No se recomienda para después del afeitado lociones tradicionales que producen escozor en la cara, aunque el viejo estilo de aftershave puede resultar refrescante, dermatólogos y expertos en el cuidado de la piel no son partidarios del alto nivel de alcohol de los aftershaves secos tradicionales, porque irritan y envejecen la piel. En otras palabras, si un producto reseca o pica no utilizarlo.y si usa colonia, asegúrese de aplicarla solo detrás de las orejas o en las muñecas. Nunca aplique colonia a su cara y menos después de afeitarse.
Por último, puede hidratar su piel con un buen bálsamo para después del afeitado o con crema hidratante facial. Esto calmara la piel y la protege de los elementos. Una buena crema hidratante tiene numerosos beneficios, pero sobre todo funciona mediante la duplicación y el fortalecimiento del papel de la propia grasa o sebo producido de forma natural por su cuerpo, del líquido reconstituyente natural de la piel y por lo tanto protege la piel contra la pérdida excesiva de humedad. y ayuda a reducir la aparición de arrugas y líneas finas. Esa es una razón suficiente para hidratar.
Como resumen y conclusión, sobre todo si se tiene la piel seca o delicada.
Lávese la cara cuidadosamente antes de afeitarse. No se sabe el motivo de por qué funciona, pero hace que el afeitado sea más fácil.
Afeítese después de la ducha y ponga gran cantidad de agua caliente en su cara antes de empezar a afeitarse.
Preferiblemente utilice crema de afeitar en lugar de jabón de afeitar ya que le puede resecar.
Use una brocha de afeitar.
Después de afeitarse, aplique una loción para después del afeitado que le calme e hidrate la piel. No use una loción de afeitar tradicional con alcohol o un tónico.
Cuidado de la brocha y navaja. Enjuague bien su brocha y limpie la navaja de afeitar después de cada uso. Sacuda el exceso de agua de su brocha para que se pueda secar fácilmente. Es preferible que la brocha sobre todo si es de pelo de tejón se seque colgada hacia abajo en una percha para evitar que la humedad penetre en su base. Nunca almacene una brocha de afeitar en un recipiente herméticamente cerrado o un armario cerrado en los que se pueda formar moho. Afile su navaja tan pronto como comienza a incómodarle con tiras y aflojas, es decir tirones en su barba
Los puristas de la vieja escuela optan por la navaja que proporciona un mayor control sobre el ángulo que forma la hoja con la piel gracias a las mayores dimensiones de su filo, la brocha, unas buenas cerdas de tejón retendrán una mayor cantidad de agua, lo que genera más espuma y penetra más en los poros y un tradicional jabón de afeitar duro que lubrica la piel mejor que espumas y geles en spray, favoreciendo el deslizamiento de la hoja
Los consejos propuestos a continuación resultarán de utilidad para todos.

Cuanto menor sea la fuerza requerida por la hoja de la navaja para cortar los pelos, mejor será el afeitado y menor la irritación. Por tanto, el primer paso ha de ser siempre reblandecer la barba emplazándola con agua caliente. Puede hacerse aplicando una toalla húmeda, pero lo más efectivo es ducharse antes del afeitado, ya que el vapor acumulado en el ambiente contribuirá a suavizar el pelo. Ayudan también los acondicionadores cosméticos.
Masajear la zona ayudará a liberar y levantar los pelos atrapados. En caso de utilizar brocha, hay que utilizar un recipiente con agua caliente y remojarla en el hasta que las cerdas se saturen.
A continuación, se debe colocar la pastilla de jabón en el fondo de la taza de afeitar o en su jabonera es importante que quede bien encajada y frotar su superficie en círculos con la brocha hasta generar la espuma. Dependiendo del tipo de jabón, se puede añadir más o menos agua para obtener una espuma a la medida de cada usuario. Si se emplea crema, que es básicamente jabón aireado y emulsionado, resulta más sencillo y rápido obtener la espuma, aunque esta resultará menos personalizada. Por lo general, los jabones ofrecen una espuma más consistente y resbaladiza, y tienen una vida más larga.

Una vez obtenida la espuma, se debe aplicar en el rostro con la brocha, trazando pequeños círculos, hasta que toda la superficie quede bien cubierta es mejor pasarse que quedarse corto.
Antes de atacar con la navaja, los barberos profesionales observan la dirección del crecimiento del pelo para planificar sus movimientos: cortando a contrapelo se logra un apurado más rápido, pero irrita más y daña los folículos pilosos; además, corta el pelo en un ángulo que lo hace más propenso a enquistarse por debajo de la piel. Por lo general, inicialmente la dirección correcta a seguir es a favor del crecimiento del pelo desde las orejas a la boca, y desde la barbilla al cuello.
No hay que hacer presión: Es preferible efectuar varias pasadas por una misma zona para lograr el apurado deseado antes que lastimar la piel. Es importante tensar siempre la piel lo máximo posible con la mano libre, mantener la hoja de la navaja en un ángulo aproximado de 30 grados con respecto a la piel y aplicar muy poca presión en cada movimiento.

 Tras el afeitado, hay que enjuagar la cara para eliminar los restos de jabón, y opcionalmente colocar después un paño empapado en agua caliente sobre el rostro, lo que contribuirá a abrir los poros y mejorar la recepción del cosmético aftershave por parte de la piel. 

El aftershave ya sea en líquido, gel o bálsamo debe aplicarse por cara y cuello, frotando con los dedos en círculo, y dejarlo reposar durante un minuto mientras cumple su labor de limpieza y desinfección. El alcohol que contiene cerrará los poros y combatirá la irritación.
Por último, enjuagarse con agua fria o la aplicación de una nueva toalla, esta vez empapada en agua fría, ayudará a cerrar los poros y refrescar el rostro. En caso de haber sufrido cortes, el alumbre de potasio, más conocido como piedra de alumbre, resulta de gran utilidad para detener inmediatamente el sangrado, además de contar con la ventaja de ser natural y carecer de sustancias químicas. Al mojarlo con agua y frotarlo por la piel, elimina las impurezas de la epidermis.
Otro complemento muy recomendable que se puede aplicar al final de todo el proceso es una crema hidratante, en especial para las pieles más secas.
Todo esto es de forma sintética y resumida lo que es el afeitado húmedo sin mucho detenimiento y profusión, así, que esto puede ser una guía inicial para que después todos aquellos interesados sigan aprendiendo y ampliando acerca de la mejora de sus habilidades en el afeitado
húmedo con navaja barbera

11 Me gusta

:+1: :wave: :wave:

No sé yo…:thinking:

2 Me gusta

Interesante :+1: