Angulos de afeitado y de afilado

Angulo de afeitado .
Se conoce o se define como ángulo de afeitado el formado por los planos de la piel de la cara y el de la hoja de metal de la navaja de afeitar.
Si la hoja de la navaja se coloca totalmente plana, sin ángulo, paralela a la cara, no se van a cortar los pelos barba.
Si se coloca formando un ángulo de 90º con la piel, lo más probable es que se corte más que la barba.
Por lo tanto lo ideal será formar un ángulo de aproximadamente 30º, sin embargo este ángulo puede variar según las diferentes navajas y preferencias personales.
La forma más sencilla para determinar el ángulo de afeitado correcto, consiste en colocar la barbera aplanada contra la cara cerca de la patilla, en la parte superior de la mejilla y mientras desliza la navaja sin hacer presión por la cara, lentamente ir inclinando la barbera y en un momento dado se sentirá y escuchará el corte de los pelos de inmediato. Ese es el ángulo que se debe mantener para la mayor parte de la cara y cuello.
En algunas zonas habrá que inclinar la navaja un poco más, sin presionar, para obtener un afeitado más apurado, lo que obliga a la navaja a cortar los pelos de forma más agresiva. Al final y más pronto que tarde encontrará usted solo, el suyo. Se irá dando cuenta de cuando quita más o menos pelo. Y también verá que es distinto en cada pase. Luego ya puede ir ajustando según lo vaya viendo, pero lo importante es ese punto de partida. Puede practicar en el brazo (sin afeitarlo) para ver cómo es ese ángulo, para que luego al afeitarse le sea más fácil identificarlo. El filo de la hoja de la navaja tiene que ir unos grados por encima de la perpendicular, para que corte el pelo en “diagonal”, es decir, si imaginamos el pelo visto con una lupa o microscopio; En la primera pasada el pelo queda como un tubo cortado en diagonal en la punta. En la pasada a contrapelo, al hacerla en dirección inversa, esa punta desaparece eliminada con la navaja. Y si además también se hace la pasada transversal y retoques, como poco ya tiene la cara suave como el culito de un bebe CDB, eso sí¬, siempre sin apretar la navaja contra la piel de la cara, ya que si no también realizará un peeling llevándose la capa superficial de piel, con lo que aparecerá la irritación. Todo esto es técnica, y afeitados consecutivos. Al final, se aprende. Cada barbera tiene su ángulo específico de afeitado, tenga en cuenta que usted es su mejor maestro. Practica y más practica. Aféitese, no apriete, y con el tiempo obtendrá el ángulo de afeitado de forma automática. Es mejor un afeitado cómodo sin irritación que un apurado extremo irritado.
Una justificación teórica y explicación más técnica del ángulo de afeitado se realiza a continuación,
Se consideran tres supuestos de colocación de la hoja de la navaja en la cara o ángulos de afeitado:
Supuesto 1:
La hoja colocada en la cara forma un ángulo de 10° con el plano de la piel.
El filo de 1mm, de sus 20° totales del ángulo de afilado, 10º por cada lado de la hoja, está paralelo al plano de la cara.
Supuesto 2:
La hoja se coloca a 20° de la cara, este es más o menos es el estándar o habitual con las navajas. En esta posición de la navaja el filo está a 10° del plano de la cara, apuntando hacia la piel, como para clavarse y hundirse en ella. Esta es probablemente la situación teórica estándar.
Supuesto 3.
La hoja se coloca formando un angula de 5° con la piel de la cara. Ahora el filo está alejado 5° del plano de la cara, apuntando hacia fuera de la piel, alejándose de ella.
Después de tanto supuesto, lo cierto es que con la navaja bien aplanada, el resultado que se suele obtener habitualmente es un afeitado muy correcto y una irritación muy ligera. Le asombrará.
En el afeitado en tres pases: Durante la pasada a favor del crecimiento del pelo, la inclinación de la hoja o ángulo de afeitado de la navaja debe mantenerse aproximadamente en unos 30 grados con la piel. Durante el pase transversal , este debe cambiar a 15 grados aproximadamente y durante el pase a contrapelo, el ángulo se reduce a 5 grados aproximadamente de manera tal que el lomo o espina dorsal de la navaja de afeitar se coloca casi plana contra la piel.
Esto es la grandeza y la belleza de la navaja barbera al afeitarse, ya que produce un afeitado más cercano o apurado según el ángulo de afeitado, a diferencia de otros sistemas que tienen un grado de apurado fijo, durante todo el afeitado. Con la navaja barbera, el ángulo que esta forma con la piel de la cara está en constante cambio, en función de lo que es mejor para la cara; es la “navaja ajustable”.

Angulo de afilado.

El ángulo de afilado de la barbera es una línea imaginaria de la punta del filo al final del lomo, es una indicación de la relación lomo/filo, dos navajas pueden tener el mismo ángulo de afilado y una ser near wedge y la otra estar viciadísima y por lo tanto una pesar mucho más que la otra, conclusión dos hojas con vaciados diferentes puedan tener el mismo ángulo de afilado. Este ángulo se puede modificar colocando cinta plástica adhesiva en el lomo de la navaja al afilar lo que hace que cambie el ángulo de afilado lo que puede suponer ventajas o inconvenientes a la hora de afeitarse.
El ángulo del filo en todas las navajas de afeitar viene dado y establecido por la geometría de la propia navaja. Ya se ha dicho que se puede aumentar poniendo en el lomo de la hoja capas de cinta eléctrica aislante pero lo que no se puede es disminuirlo sin modificar el ancho del lomo… El número de capas de cinta aislante es limitado.
El ángulo de afilado idóneo es el que la navaja barbera trae de fábrica, el aumentar dentro de unos límites este ángulo de afilado en principio se podría pensar que el filo será más duradero al tener más masa, ¿Será mejor para la piel y se logrará menos irritación? Eso es la teoría pero en la practica es muy complicado y siempre muy difícil el cuantificarlo o medirlo. Efectivamente el poner cinta, aumenta el ángulo del filo. Pero lo que no esta nada claro es que al filo lo haga más duradero. Eso depende más del tipo de acero y tampoco esta demostrado que más ángulo del filo irrite menos y sea mejor para la piel, también puede suceder que apriete más la navaja contra la cara y sea contraproducente.
Lo mejor es dejar la geometría de la hoja tal y como se diseñó por el fabricante y todo lo más poner alguna capa de cinta cuando se quiere preservar a un lomo con grabados o dorados.
Cuando se habla de afilar las navajas con un ángulo particular, el afilado debe ocurrir por igual en ambos lados del bisel de la hoja. Por ejemplo, si el afeitado ideal se logra con un ángulo de bisel entre 15 a 20 grados y lo que se desea es establecer un ángulo de 15 grados, la afilaría a 15 grados en ambos lados del bisel del filo. En total serán 15 grados a cada lado lo que equivalen a 30 grados en total.
Después de esto y antes de entrar en detalles, hay que explicar y aclarar cómo se habla de los ángulos de afilado de las navajas barberas. Todas las hojas de las navajas excepto las kamisori japonesas tienen un bisel aambos lados o caras. Cuando se dice que la hoja de una navaja tiene un ángulo de filo o de afilado de 20 grados, lo que se esta diciendo es que se debe afilar cada lado o cara a 20 grados. Esto crea un ángulo total de bisel de 40 grados. Entonces, cuando se esta hablando del ángulo de afilado de una navaja, se habla del ángulo que tiene o forma la hoja la navaja sobre la piedra de afilado al estar apoyada en el lomo y el filo simultáneamente.
Los casos en los que el ángulo total de la navaja no es el doble del ángulo que se afila a cada lado de la cuchilla son las navajas asiáticas tradicionales kamisuri porque solo están biseladas en un lado. En este caso, un lado puede afilarse a 20 grados, mientras que el otro lado está a 0 grados con un ángulo total de 20.
El fabricante de navajas barberas mediante la geometría de la hoja esta eligiendo y estableciendo el ángulo de afilado de la navaja y es esencialmente un compromiso entre la nitidez y la durabilidad de un filo. El factor más importante para determinar el ángulo de afilado se el de cómo para que se usa la barbera. Afeitar la cara humana. Lo que requiere un filo especifico.
Muchas personas disfrutan el tener una navaja barbera de muy alta calidad y aprecian los buenos aceros. Independientemente del acero, en la fabricación de las navajas se tienen muy presentes y se aplican ciertas propiedades del acero. La dureza del acero es muy fácil de entender y se mide en una escala llamada Rockwell C Scale. La tenacidad en la metalurgia es la capacidad del material para soportar fracturas. Un ejemplo simple de un material que es muy duro pero no resistente es el vidrio. De este modo para la misma navaja, al hacerla más dura se reducirá su tenacidad. Cuando un fabricante de navajas trata al acero con calor, debe lograr un equilibrio entre la dureza y la tenacidad. Demasiado duro y podría romperse fácilmente, demasiado blando y no sostendrá un filo adecuado para la navaja. El compromiso entre la dureza y la tenacidad en la fabricación de navajas es similar al compromiso al elegir un ángulo de afilado
Los ángulos más bajos o agudos están reservados para los filos que suelen cortar materiales más blandos. En este caso, los filos no están sujetos a grandes exigencias, por lo que el ángulo inferior se puede mantener sin originar daños o mellas en los filos. Los ángulos de afilado más bajos normalmente están en las navajas de afeitar. En ellas y por su diseño la parte posterior de la hoja, el lomo se usa como guía de afilado, por ello no es importante saber el ángulo de afilado y no es ajustable ya que esta determinado por la geometría de la hoja. relación entre el espesor del lomo y ancho de la hoja. Las barberas tienen un filo muy delicado que es muy fácil de dañar, pero con un uso adecuado no se dañara el filo.
Un ángulo de afilado de 10 a 15 grados es todavía bastante bajo para la mayoría de los cuchillos. Sin embargo un ángulo total de 20 a 30 grados es un filo muy fino. Este filo suele ser demasiado débil para cualquier hoja que pueda usarse en cualquier tipo de movimiento de corte excepto para las navajas de afeitar. También tenga en cuenta que los aceros más duros también son más susceptibles a sufrir daños por impacto porque son más frágiles.
Seleccionar un ángulo para el filo de la navaja es el primer paso importante en la fabricación de la navaja. El ángulo que se elija es una cuestión de preferencia personal. Cuanto menor sea el ángulo, más afilada se sentirá la navaja. Pero cuanto más pequeño es el ángulo, menos metal hay detrás del filo y, por lo tanto, más débil es el filo. Entonces, el ángulo de afilado de la hoja de una navaja barbera depende de su uso. La hoja del bisturí de un cirujano tendrá un filo muy delgado y de ángulo muy bajo. Un hacha tendrá un filo fuerte, grueso y de ángulo alto. Una navaja de afeitar tendrá un ángulo de afilado alrededor de 12 grados , por lo que es un total de 24 grados. Los cuchillos de uso general tendrán ángulos entre 15 y 24 grados (30-48 grados en total). Un hacha tendrá un ángulo de alrededor de 30 grados.
Después de leer todo esto se puede entender que las navajas barberas han de tener un afilado con un ángulo del bisel o total entre 20/25º
Para afilar las navajas el conocer la relación entre el ancho del lomo y el ancho de la hoja es básico, fundamental e imprescindible para darle al ángulo de afilado del bisel-filo los grados adecuados, ya que lo que se hace es apoyar el lomo y la punta de la navaja de forma simultanea y en todo momento sobre las piedras de afilar planas.

Conclusión, Estas cosas de los ángulos de afilado y afeitado interrelacionándolas entre si son las que controlándolas, pueden variar las sensaciones del afeitado.

Afilando a una ratio de la geometría de la hoja relación ancho del lomo, ancho del filo: 1:3, el ángulo total de afilado obtenido es de 20º; 10+10º, este seria el supuesto 1º anterior del ángulo de afeitado al pasar la hoja la punta de la cuchilla quedará bastante alejada de la piel. Con ratios mayores, que dan ángulos mas pequeños, quizás corte mas pero también va la punta del filo con menos ángulo de la cara.
Para dar un ángulo de afilado total de entre 20/25º la relación del lomo respecto el ancho de la navaja debe obtenerse o calcularse así:

La mitad del lomo que llamamos (b) y el ancho de la navaja (a) pueden entenderse como los dos catetos de un triángulo rectángulo.

-El trozo de piedra de afilar que va del lomo a la punta del filo sería la hipotenusa (h).
-Entendiendo que el angulo de afilado del filo debe ser de unos 12º a cada lado (B), en total unos 24º (2B), el ángulo de dicho triángulo, que pertenece al filo, debe tener esos 12º.

-Usando las razones trigonométricas tendremos que;

    tg (**B**)= b/a,     **B**= arcotg b/a,   de donde

 **b**= a x tg (**B**)    y  a=b/tg (**B**)

Para conocer la relación entre b y a, según las formulas anteriores.
Dándole a a el valor de 1 y a B 12º, tendremos
b= 1 x tg 12 = 0,2126.
Dándo el valor de 1 a b, tendremos que a =1/0,2126=4,7.
Por lo que la relación entre la mitad del lomo y el ancho de la navaja es de 1:4,7.
Redondeando se puede asimilar la relación entre la mitad del lomo y el ancho de la navaja a 1:5 (en este caso el ángulo seriá de 11,3º en lugar de 12º)-
Por lo tanto la relación entre el lomo (entero) y el ancho de la navaja será de 1:2,5.
Esa relación entre lomo y ancho de navaja de 1:2,5 se asemeja al 1:3

El ángulo de afilado de nuestras navajas de afeitar debe estar sobre los 10/12º.
Para conseguir esto, en la práctica, la relación entre el ancho entero del lomo y el ancho del filo de la navaja debe estar entre 1:3 y 1:2,5, para obtener un ángulo, respectivamente, de 9,5 y 11,3º. En caso de que la relación sea demasiado grande, mayor a 1:3, lo cual daría un ángulo demasiado pequeño, la solución está en poner cinta adhesiva en el lomo para disminuir dicha relación y poder llegar a 1:3 para afilar a esos 10º, o para llegar a 1: 2,5 y afilar a 11,3º. Siguiendo este procedimiento se obtiene la tabla:

       Relación                   Angulo                           Angulo.
       Lomo/hoja               de afilado                           total

           1:1,5 ---------------- 18,44º --------------------- 36,9º
              1:2 ------------------ 14º ------------------------- 28º
              1:2,5 ---------------- 11,3º ---------------------- 22,6º
              1:3 ------------------. 9,5º ------------------------ 19º
              1:3,5 ---------------- 8,13º ---------------------- 16,3º
              1:4 ------------------ 7,12º ---------------------- 14,2º
              1:4,5 ---------------- 6,34º ---------------------- 12,7º
              1:5 ------------------  5,71º ----------------------11,4º

Entre las relaciones lomo/hoja 1:2,5 y 1:4 hay un margen de ángulos totales de afilado que va de 22,6º a 14,22º, casi se duplica el ángulo de afilado. No es poca la diferencia.
La mayoría de las navajas vienen con una relación lomo / ancho de hoja de 1.3-1.4, una relación cercana a 1/4 y debido a que el acero es duro y soporta bien un angulo total de bisel de 15 grados…
Las navajas con cuchillas desechables “shavettes” estándar, que van con media hoja de afeitar usan un ángulo de afilado de 25º.
Sin ninguna duda con todos esos ángulos, de 14 a 23º, son con los que se va a afeitar pero, ¿Hay alguna característica, según el ángulo, que marque una u otra diferencia en el afeitado?
Se puede entender, que el ángulo de afilado de las navajas de afeitar debe ser sobre los 10/12º ( 20-24 totales) Para conseguir esto, en la práctica, la relación entre el ancho entero del lomo y el ancho del filo o bisel de la navaja debe estar entre 1:3 y 1:2,5, para obtener un ángulo, respectivamente, de 9,5 y 11,3º.
Una cosa buena es conocer los ángulos de afilado correctos, el porqué de ellos y como trabajan sobre el pelo y la piel.
Da la sensación que afilar a 10º y afeitar con la navaja a 10º del rostro es una buena acción. El filo va a ir paralelo a la cara y parece que sea donde menos peligro se corre.
La falta de permisividad en un error de ángulo o presión, viene porque al ser una hoja más fina, tiene más tendencia a clavarse en la piel. El filo de todos los vaciados posibles puede rasurar con la misma efectividad, pues tiene la misma relación de distancia entre lomo y borde del filo. O sea, todos tienen el mismo ángulo de afilado. La tendencia a cortarse la piel (falta de permisividad en errores) es solo por la delgadez de la hoja, que corta y penetra más que otra que tenga un vaciado menos extremo.
Para paliar esos efectos, o bien se pasa la navaja por la cara lo más plana posible, o se desliza el filo con suma precisión para rozar apenas la piel, aunque con una barba muy dura o sin ablandamiento previo, si se tiene tendencia a apretar para cortarla, un ángulo de rasurado más agresivo puede producir un corte de la piel.
En muchos casos, se entiende que un ángulo más agresivo facilita el rasurado, aunque pueda ir acompañado de más irritación si no se controla la presión en la piel.
Sin embargo los ángulos de afilado poco duran, la razón es que con el uso de pastas y cuero se incrementa rápidamente el ángulo del bisel. La superficie de un asentador colgante no es plana, es cóncava, y con el uso en el filo se forma un micro bisel convexo. Este filo es más resistente y duradero pero si se abusa de las pastas y/o no se le da la tensión correcta al asentador el angulo de afilado se incrementa tanto que el filo ya no corta correctamente y no responde más al cuero o pastas. Esta es una de las causas mas frecuentes de perdida de filo.
Por esta razón en el uso de las pastas se debe elegir una superficie plana y firme, como por ejemplo la madera balsa. También por esta razón en el asentado lo correcto es mucha tensión al cuero poca presión a la hoja de la navaja, es decir hay que intentar minimizar la deformación de la superficie del asentador.

23 Me gusta

Interesante gracias por compartir esa información :+1:.
Yo normalmente pongo cinta para reducir el ángulo y la navaja aguante el combate con mi barba ya se sabe angulo más cerrado más fuerza en el corte pero sacrificando un poco de apurado y suavidad pero haciéndolo más resistente cada cara es un mundo y hay que tener muchas cosas en cuenta tipo de barba, densidad, tipo de piel, gusto del consumidor y tipo de afeitado no es lo mismo afeitarse 3 veces por semana ó todos los días el artículo me parece súper interesante después cada uno tiene que sacar sus conclusiones y predilecciones pero muy interesante

4 Me gusta

Genial, como siempre.

eres una enciclopedia andante gonzalo,gracias

Gonzalo: Hasta ahora he estado de acuerdo con tus artículos.
No obstante en este estoy COMPLETAMENTE EN CONTRA en cuanto al ángulo del bisel de una navaja. Y me temo que también lo están un montón de publicaciones internacionales sobre filos de navajas.
El ángulo de filo se considera siempre el que forma todo el bisel.
En el caso de las navajas los ángulos más favorables están comprendidos entre 15 y 20 grados. Más de 20 grados se consideran filos aptos para cuchillos.
Dudo mucho que puedas afeitarte con una navaja cuyo bisel tenga 30 0 40 grados, como dices.
Respecto a los cálculos matemáticos que haces, te reto a que midas el valor “a” de una de tus navajas. Tendrías que penetrar dentro del acero para hacerlo. Los únicos valores que se pueden medir en una navaja son precisamente los valores “2B” y “h” en tu exposición, por lo que necesitas trabajar con el arco seno y no con el arco tangente. Por ello los cálculos son erróneos al no poder medir “a”.
Te recomiendo el hilo que escribí hace dos años sobre los filos de una navaja.


Lamento discrepar en este tema, pero admiro tu trabajo enciclopédico sobre los distintos aspectos del afeitado.
Con respecto a los ángulos de afeitado de la navaja sobre la cara, estoy de acuerdo con tu teoría. Esos sí son los correctos.

8 Me gusta

Joaquín. Por supuesto, no faltaría más lo escribo es mi opinión y solo mía con la que se puede estar de acuerdo o en contra. Nada que objetar.

Muchas gracias, por tus recomendaciones y consejos, las tendré muy en cuenta.

1 me gusta