Creación y aplicación de la espuma de afeitar

La espuma de afeitar, esa mezcla de jabón o crema, aire y agua que proporciona una deslizante y húmeda superficie para que su navaja afeite sin problemas, la puede conseguir sin brocha, ¿sin brocha? Pues sí, hay cremas que permiten utilizarse sin brocha, en general casi todas y muchos jabones le permitirán una espuma fina pero protectora sólo usando sus manos, como si se enjabonase la cara, es un método muy básico pero le puede permitir afeitarse en caso de urgencia o necesidad, eso si no espere un aspecto de espuma como la obtenida con la brocha o los sprays, pero no dudé de que puede ser suficiente en determinadas circunstancias. Una navaja barbera suave y permisiva pueden llevarse muy bien con la espuma hecha a mano ¿Entonces para qué las brochas? Las brochas llevan las cremas y jabones al estadio supremo de la espuma, al hacerla densa, al introducir más aire en finísimas burbujas, al hacerla acolchada y cremosa a más no poder.
Una vez que decidió hacer el cambio al afeitado húmedo ha obtenido y colocado todos sus suministros nuevos y atractivos en el lavabo del baño, ha investigado y ha preparado a fondo su piel con un producto para antes del afeitado Entonces está listo para tu primer afeitado, pero aveces se encuentra con un obstáculo en la etapa de formación de espuma. Parece que no puede lograr la consistencia correcta y está frustrado porque algo tan simple le esté causando tanto disgusto.
Entonces, ¿cuál es el secreto para construir una espuma rica, espesa y cremosa? Es posible que no se dé cuenta, pero hay mucho más para aplicar la espuma que simplemente usar una brocha húmeda y un jabón o crema de afeitar. Si bien no hay una respuesta simple, aquí se indican algunas recomendaciones que le ayudarán en su búsqueda hacia la perfección posterior.
Una vez dicho lo anterior, probablemente hay tantas técnicas diferentes para hacer una buena espuma de afeitar con brocha como personas que la utilizan. Y sin duda, con el tiempo encontrará la técnica que más le conviene o que mejor le funciona personalmente, según las condiciones de la brocha, el jabón o crema y el agua con que tenga que realizaría. A partir de aquí se indica lo básico y se sugiere que experimente y lo modifique cuanto considere necesario.
Tal vez la parte más agradable de cualquier experiencia de afeitado es la aplicación de la espuma con una brocha tradicional y jabón o crema de afeitar. Para el principiante, la realización de la espuma puede parecer muy difícil de dominar, pero si usted sigue unos sencillos pasos, una espuma rica y confortable está al alcance incluso cuando se tiene el rango de principiante.
Sumerja la brocha en agua tibia, tal vez mientras se ducha.
Escurra el agua de la brocha y apriete las cerdas de manera que el pelo de la brocha dejándolo sólo húmedo
Frote la brocha húmeda en su barra o pastilla de jabón durante treinta segundos aproximadamente, quince si se trata de jabón con consistencia de crema suave; también puede usar una porción de crema de afeitar del tamaño de una almendra colocada en un tazón. Añada pequeñas cantidades de agua como la de una cucharilla mientras bate en el tazón, no apriete la brocha contra el recipiente ni su cara, únicamente deslicela. Continué batiendo y añadiendo gotas de agua en el tazón hasta que tenga una capa cremosa con picos autoportantes. Una espuma adecuadamente hidratada tendrá más o menos la consistencia de un yogur, aunque mucho más ligero en peso, lo que hace que se enjuague o elimine fácilmente con agua.
Mientras los hay que disfrutan haciendo la espuma en la cara, usted debe saber que al menos varios de los fabricantes de brochas probablemente los más famoso recomienda oficialmente evitar este método, ya que puede dañar la brocha, otro argumento contra el espumado en la cara es que puede ser un proceso excesivamente exfoliante, lo que puede causar o facilitar la irritación de la piel. Por el contrario uno de los beneficios de realizar la espuma en la cara es que es un método muy eficaz, ya que asegura que la preparación antes del afeitado está completada.
Para realizar la espuma en tazón y jabón de afeitar, con la brocha húmeda y sólo húmeda, sin exceso de agua, cargue con ella jabón de la pastilla mediante movimientos circulares enérgicos. Y luego bien cargada, empiece a batir. Vaya añadiendo pequeñas cantidades de agua al tazón y siga batiendo. Primero observará que la espuma aumenta, aunque con ojos o burbujas medianas y grandes. Siga batiendo y vera que las burbujas se van haciendo cada vez más pequeñas. Añada unas gotas más de agua y bata, comprobará que las burbujas prácticamente han desaparecido de la vista, quedando una espuma homogénea, densa y con un aspecto como de merengue, brillante y compacta. Cuando levante la brocha, la espuma no se cae de ella. Después, con movimientos circulares aplique esta espuma durante unos minutos por la superficie a afeitar, terminando con pasadas laterales como si pintase una pared.
Cuando tenga que volver a poner espuma en la cara para una segunda pasada, bata un poco más la espuma del bol y vuelva a hacer lo mismo. Si carga poco la brocha, no habrá jabón suficiente y al ir añadiendo agua se ira aguando, y aunque bata durante largo tiempo, no conseguirá una buena espuma; será menos densa, más acuosa y en la cara o se deslizará o se secará en pocos minutos, originando la conocida como espuma de copos de nieve. Ese tipo de espuma no protege la cara y se corre el riesgo de originar cortes o irritación. Esto sirve para todos los jabones y cremas, sean en tubo, en pastilla, en stick o barrita. Cada tipo de jabón o crema admite diferentes cantidades de agua, pero lo que tiene que se ha de tener claro es que con poca cantidad de producto, se consigue mala espuma, con mucho jabón o crema, tendrá que ir añadiendo poco a poco agua hasta tener el tipo de espuma adecuado.
El jabón no es caro y cuando se compra uno que no se conoce, es recomendable espumar previamente con él para comprobar la cantidad de agua que admite antes de afeitarse como prueba. Espumando correctamente puede usar cualquier tipo de jabón o crema del mercado, se trata solo de tener en su cabeza grabado el tipo de espuma que tiene que obtener y luego jugar con ella hasta obtener el deseado. Y si no se obtiene una buena espuma, el afeitado pasara de ser un placer a un suplicio. La espuma y el espumado es el 75 % de un buen afeitado.
Antiguamente no había agua corriente pero el agua era de buena calidad, o al menos debía serlo. Hoy en día la calidad del agua varía enormemente de un lugar a otro, y a menudo de casa en casa. El contenido de minerales o dureza del agua tiene mucho que ver con la preparación de una espuma de afeitar realmente buena, al igual que la multitud de procesos de tratamiento de las aguas usadas y los productos químicos que se agregan para salvaguardar la salud de la población o el intento de desinfectar el agua de dudosa calidad. Como regla general, cuanto más dura sea el agua, más difícil es conseguir una buena espuma. Esto explica en gran parte los resultados diferentes que consiguen dos personas con el mismo jabón o crema, utilizándolos de la misma manera. No es nada raro que una persona obtenga magníficos resultados, mientras que otro este totalmente insatisfecho. Incluso hay algunas personas que han de recurrir al extremo de usar agua embotellada, calentada en el microondas para realizar la espuma de afeitar.
El segundo elemento esencial para obtener una buena espuma es la brocha que se utiliza.

Si usa una brocha de pelo de tejón de buena calidad el método será:

En términos generales, los jabones de afeitar en pastilla de tipo duro son más fáciles de usar y proporcionan buenos resultados. El hecho de que también tienden a ser menos costosos que la mayoría de las cremas es una ventaja añadida. Por supuesto, todos los jabones o cremas, no son iguales. Un jabón o crema de afeitar de buena calidad tienen ingredientes específicamente destinados a producir una espuma húmeda y de calidad para suavizar la barba, humedecer la piel, y para proporcionar lubricación para permitir que la navaja se deslice sin esfuerzo ni dolor a través de la piel. Si el jabón o crema que está utilizando falla en cualquiera de estas propiedades, la espuma resultante no alcanzara el óptimo. Con espumas de afeitar enlatadas en sprays a pesar de ser más fácil el disponer de ellas, está muy lejos de obtener los resultados óptimos.
Usted encontrará que con la mejor calidad de la espuma de afeitar y la más completa de las técnicas de formación de espuma, los productos tales como acondicionadores para antes del afeitado, bálsamos para después del afeitado, cremas hidratantes, tónicos, etc necesitan ser usados en menor proporción e incluso se podría llegar a prescindir de su utilización.
Si se afeita inmediatamente después de salir de la ducha. Que es cuando la barba estará en su punto más suave y cuando los mejores resultados de afeitado serán posibles. Una vez se haya secado la cara pero no totalmente, deje su rostro húmedo y si es necesario, agréguese más agua caliente para mantener la cara mojada mientras realiza la preparación de su brocha. Para empezar, deje correr el agua caliente hasta que llegue lo más caliente posible del grifo pero sin quemarse. Llene el tazón de agua y ponga la brocha a remojo durante 4-5 minutos o mientras se ducha, otro método que puede utilizar es el mantener la brocha perpendicular a la corriente de agua caliente, girándola lentamente, asegurándose de saturar completamente el pelo de la brocha, esto se hará evidente por el aumento de peso de la brocha cuando su pelo está completamente saturado. Una vez que el pelo ha sido calentado y cargado con toda el agua que puede contener, retírela de la corriente de agua.
En cualquiera de los dos métodos, después mantenga la brocha con el pelo o cerdas hacia abajo sobre el lavabo. No agitar, tocar, rozar o apretar para que caiga el agua. Permita que se drene o escurra el exceso de agua por si sola, es decir para eliminar el agua que las cerdas no son capaces de sostener. Cuando el flujo constante ha dejado de escurrir y todo lo que queda es un goteo intermitente, mueva y frótela sobre la pastilla de jabón o de la crema, para esta ultima el tamaño de una almendra o una cucharadita es cantidad suficiente, en su jabonera o tazón respectivamente. Una vez más, tenga cuidado de no mover la brocha de manera demasiado impetuosa porque caerá el agua que contiene la brocha. Remueva alrededor de la parte superior de la pastilla o torta de jabón utilizando sólo las puntas de las cerdas, sin presionar con la brocha. El propósito es cargar las puntas de las cerdas de la brocha con jabón, y no generar espuma en la jabonera que lo contiene. Cuando vea que empieza a desarrollarse un principio de espuma en la jabonera es la señal de que tiene una cantidad suficiente de jabón cargado en la brocha.
En este punto su cara todavía debe estar húmeda y su brocha debe estar caliente y cargada con agua y jabón. Es ahora cuando puede escoger entre hacer la espuma en un tazón o en la cara
Si ha elegido hacerla en el tazón mueva la brocha sobre el fondo del tazón con movimientos circulares permitiendo que solo las puntas de las cerdas estén en contacto con el fondo del mismo y bata hasta obtener la espuma deseada seguidamente aplíquela sobre su cara con lentos movimientos circulares.
Si elige hacer la espuma en la cara mueva la brocha por ella y comience deliberadamente un lento movimiento circular permitiendo que sólo las puntas de las cerdas estén en contacto con la piel de la cara y continué con el movimiento circular sobre toda el área a afeitar.
Aplicación de la espuma en la cara.
El tiempo dedicado a la formación de espuma en su cara o en el tazón es un tiempo bien empleado al igual que el empleado a la aplicación de la espuma creada en el tazón o en la cara, dos minutos generalmente están bastante bien para ambos cometidos. Si lo hace, permitirá que las puntas de las cerdas puedan trabajar la espuma profundamente en los poros de la piel y los folículos pilosos lo que proporcionara una lubricación y protección superior de la navaja, permitiendo que las propiedades hidratantes del jabón actúen en su piel. No es necesaria una cantidad de espuma sobre la cara tan exagerada que se asemeje a un merengue o un batido de crema. Recuerde que la espuma que no está en contacto con la barba o la piel es inútil. Lo que si se requiere es una capa o manto de espuma uniforme lo suficientemente gruesos en los que no se pueda ver la barba través de ellos.
Después de aplicar la espuma suficiente con los movimientos circulares puede usar la brocha con pases o movimientos rectos los llamados de pintor para igualar la profundidad y asegurar una cobertura completa. Una vez terminado, no enjuague la brocha, la necesitará más adelante. Deje que descanse de pie o apoyada en la taza a la espera de su próximo uso.
La técnica de aplicación de la espuma sobre la piel que se describe a continuación consiste en tres pasos o movimientos de la brocha muy fáciles, cada uno tiene su propósito y son.

Aplique parte de la espuma en círculos por la cara.

El objetivo de este paso es preparar la cara para recibir la espuma, es decir levantar bien los pelos de la barba y al mismo tiempo ablandarlos. Esto se consigue cargando la brocha de espuma, con una cantidad normal, y aplicándola moviendo la brocha haciendo círculos por toda la cara, por el cuello, las patillas y mejillas pero sobretodo por la barbilla y zona del bigote ya que son éstas ultimas las partes mas difíciles y delicadas de afeitar. Esta técnica también le proporcionará una buena expoliación de la piel y un exquisito masaje.
No espere que la espuma se enganche en esta fase, lo contrario, solo vera una capa fina de espuma pero si se fija en detalle, la espuma esta bien enganchada a los pelos de la barba y éstos están levantados, preparados para ser afeitados. Aplique la espuma en círculos durante 30-60 segundos dependiendo de la sensibilidad de su piel. Comience con 30 segundos y después de varias veces practicando si le gusta hágalo durante 60 segundos.

Segunda fase aplicación de la espuma a” brochazos”.

El objetivo de esta fase es que la espuma se fije bien a los pelos y adhiera a la espuma ya aplicada. Además con cada brochazo se ablandará la piel de la cara para luego tener un mejor deslizamiento de la navaja. Una de las cosas que notara también en esta fase es que la espuma se vuelve más espesa ya que al “golpearla”, la brocha va perdiendo agua e hidratación.
Al final de esta fase debe observar que la espuma está bien fijada a su cara y que casi no quedan espacios vacíos. Entonces se puede decir que esta preparado para afeitarse, pero aun le falta otra fase importante.

Aplicación de la espuma mediante movimientos rectos o pases de brocha de pintor.

En esta fase se aplica la espuma con más delicadeza, utilizando la técnica de “pases de pintor”, es decir cargue bien la brocha con espuma y luego aplíquela con movimientos rectos en la cara sin brusquedad para que se adhiera a la espuma ya colocada en su cara. De esta forma tendra espuma suficiente para que la navaja de afeitar se deslice adecuadamente y para conseguir una mejor hidratación ya que esta última espuma que se aplica no se verá sometida a ningún tipo de maltrato.
Las desventajas o inconvenientes de esta técnica son:
Mayor consumo de espuma
Esta técnica al utilizar tres fases en las cuales se aplica espuma, su consumo se incrementa bastante. Si normalmente hace espuma para tres pasadas, solo tendrá para dos o incluso para poco más de una.
Tendrá que utilizar mayor cantidad de jabón o crema para conseguir la espuma necesaria para poder realizar las mismas pasadas con la barbera que antes.
Mayor tiempo de afeitado
Esta técnica también incrementará su tiempo de afeitado porque tendrá que repetir estas tres fases del espumado para cada pasada.
Mayor esfuerzo.
Esta técnica exige mover mas los brazos ya que al menos durante 60 segundos tendra que mover la brocha en círculos y después aplicar la espuma vigorosamente a brochazos, lo que requiere un mayor esfuerzo y puede cansar su brazo mas de lo normal. Aunque con práctica este cansancio incómodo irá desapareciendo.
La utilización de esta técnica proporciona grandes afeitados aunque con un poco más de esfuerzo.
La ventaja esta en que disfrutara mucho más del afeitado y conseguirá un mejor apurado
Es aconsejable utilizar este método al menos un par de días a la semana.
Ahora continúe con su afeitado, que por lo general consiste en hacer su primera pasada en sentido en dirección o a favor del crecimiento del pelo de arriba abajo y que termina en el punto más bajo de su cuello.
Después de terminar el primer pase, tome su brocha, añada un poco de agua caliente adicional si es necesario, y vuelva a hacer espuma como antes. La segunda formación de espuma no tiene por qué ser tan completa como la primera ya que en este momento no debe haber tanta barba.
El propósito de la segunda y tercera formación de espuma es principalmente proporcionar lubricación para el segundo y tercer pase de la navaja, aunque no siempre, ni todas las personas realizan las tres pasadas.
Después de completar las tres pasadas o las que crea convenientes, moje las puntas de los dedos de la mano y páselos por el rostro si comprueba o encuentra cualquier zona que se haya pasado por alto y no ha quedado apurada enjabonela de nuevo. Un poco de espuma y un pase oblicuo de derecha a izquierda o a la inversa a contrapelo de la navaja en el lugar mal afeitado debería ser todo lo que necesita.
Esta es la forma de hacer espuma y aplicarla en la cara, también hay que saber que el agua muy muy caliente es enemiga de la buena espuma de los jabones con lanolina y de las cerdas de pelo de tejón. Hay algunos jabones como el afamado Mitchels Wool Fat que no funcionan bien con agua muy caliente, y la mayoría de los problemas viene por usar scuttles o tazones precalentados o brochas llenas de agua muy caliente, Se ha de tener presente que a parte de fundir la lanolina, esta se licua a los 42º C y por lo tanto la espuma obtenida es peor.
Este procedimiento para fabricar la espuma incluye todos los elementos básicos y debe ser eficaz para la mayoría de los usuarios Ha funcionado bien para una gran mayoría durante muchos años utilizando todo tipo de navajas. Usted puede encontrar la necesidad de codificarlo un poco para trabajar bien con la calidad del agua, brocha o jabón y crema que usa en su caso concreto.
En resumen una buena aplicación de la espuma en la cara se realiza del modo siguiente: Una vez obtenida la espuma haga una enjabonada de pases circulares para levantar el pelo y rematelo con dos enjabonados con dos tipos de movimientos uno a brochazo limpio y el otro posterior con movimientos rectos o pases de pintor para saturar de espuma, con esta manera conseguirá un enjabonado bueno, sin irritación y rápido.
Debe de tener también muy presente que no dejara de cortarse durante el afeitado por cambiar los productos de afeitado por otros de mejor calidad o por no escatimar en la preparación. Las mejores herramientas no necesariamente proporcionarán el mejor afeitado, sólo son un mayor potencial para obtener un resultado de calidad. El resto depende de usted y de su técnica de afeitado.

Manera de hacer la espuma con brocha de cerda.

Si se utiliza jabón.

Un jabón, agua y una brocha de cerda es lo que se necesita para hacer la espuma.
Se comienza con una brocha llena de agua, más de la que se piense que es necesaria para formar la espuma. Use esta brocha llena de agua en un tazón para comenzar a formar la espuma batiéndola, sin parar, con movimientos circulares. Siga cargando la brocha con jabón hasta que la espuma vaya tomando consistencia cremosa, si se pierde espuma porque se sale del tazón, no se debe preocupar, posiblemente esa no es la clase de espuma con la que se quiere afeitar, sino una subespuma no apta para el buen afeitado.
Una vez que se ha conseguido la espuma cremosa, llévela a la cara y siga batiendo la espuma con la brocha durante al menos 30 segundos y después finalice usando la brocha como si se pintara la cara “movimientos de pintor”, en vez de usar los movimientos circulares
Esta es la forma de hacer espuma y aplicarla en la cara, también aquí debe recordar que el agua muy caliente es enemigo de la buena espuma y de los jabones con lanolina.
No debe preocuparse por la espuma fría, funciona bien, y si se quiere puede calentarla en la scuttle una vez montada en frío.

Si se utiliza crema de afeitar.

Hacer espuma con una brocha de cerda y crema es muy fácil también,
Con la crema no se puede pasarse con el exceso de agua, con el jabón si, con esta es más importante que se comience con la cantidad justa de agua. Se puede hacer esto comenzando con la brocha húmeda e ir añadiendo gotas de agua o bien remojando la brocha en agua
Hay varias formas para hacer espuma con brocha de cerda y crema de afeitar.
La primera consiste en utilizar un tazón y poner crema en el interior.
Dependiendo del tamaño de la brocha y del tipo de crema se pondrá más cantidad o menos pero igualmente el tamaño aproximado de una almendra es en la mayoría de los casos suficiente.
A continuación se extrae la brocha previamente sumergida en agua caliente y se deja con las puntas hacia abajo para que el exceso de agua sea eliminado de ella, también se puede escurrir un poco apretando o agitando las cerdas un poco.Ya se puede empezar a formar espuma en el tazón con movimientos circulares de la brocha. Si se prefiere una espuma muy cremosa después de 15 segundos batiéndola en el tazón, pasar la brocha a la cara y seguir haciendo la espuma sobre la cara al menos durante 30 segundos o un minuto.Finalizar con movimientos de pintor como si pintase la cara
Si se necesita más agua simplemente mojar las puntas de la brocha y continuar haciendo la espuma.
Si gusta una espuma más ligera puede seguir haciendo la espuma en el tazón durante 1 ó 2 minutos y añadir más agua cuando se vea necesario. Cuando la espuma este formada aplicarla en la cara.
Otra forma de hacer la espuma es colocar la crema en la palma de la mano y comenzar a formar la espuma en ella siguiendo los pasos anteriores pero en vez de usar un tazón, se tendrá la mano, que tiene más terminaciones nerviosas que por supuesto el tazón y se podrá controlar mejor cuando la espuma tiene la espesura o consistencia que gusta.
Un tercer método consiste en impregnar las puntas de la brocha con crema simplemente sumergiendo un poco la brocha en el tarro de la crema dándole un par de vueltas, o colocando la crema en la punta de las cerdas con el tubo de este modo ya tendrá la brocha cargada con la cantidad que se necesita para hacer espuma. Lleve la brocha directamente a la cara y haga la espuma en ella durante un minuto o dos. Los ingleses lo denominan facelhatering
También se puede llevar al tazón y hacer la espuma en él.Recordar que si se necesita más agua solo se ha de sumergir ligeramente las puntas de la brocha y seguir formando espuma.
Otro método más consiste en aplicar la crema directamente en la cara y formar la espuma en ella. Es un proceso idéntico a como si se usase un barrita de jabón. Los ingleses también lo denominan facelhatering
Si se tiene la piel muy sensible este método no es aconsejable ya que la crema o jabón aplicado directamente en la cara puede resecar la piel.
En resumen, no importa el método usado pero siempre se ha de comenzar con la brocha un poco seca y sucesivamente se añade más agua según se vea que se va formando la espuma para afeitarse.
Si la espuma ha quedado muy acuosa se puede añadir más crema para compensar.
Si en el último pase de afeitado se ve que se ha quedado corto de espuma se puede apretar la base de la brocha y así saldrá la espuma que ha quedado atrapada en la base de la brocha aplíquela con la mano en la cara, al igual que se realiza el espumado de confort
La espuma es una emulsión donde hay varios factores importantes. Uno de los secretos de la espuma es la grasa que contiene el jabón. Esta está inicialmente en forma de coloide, pequeños glóbulos de grasa distribuidos uniformemente. Estos se repelen y tienden a moverse entre ellos libremente. Esta es la primera espuma liquidilla que se obtiene y que no sirve en el afeitado.
La acción de batido hace que se rompan estos globulillos de grasa disminuyendo la repulsión. A la vez, se esta introduciendo aire en la estructura. Rotos los glóbulos, la grasa tiende a cubrir o envolver las pequeñas burbujas de aire. Así ahora tendrá una emulsión: pequeñas burbujas de aire mantenidas en suspensión en el líquido que se mantienen estables gracias a que están rodeadas por una fina capa de grasa.
La brocha debe permitir una buena acción mecánica para romper los glóbulos de grasa y a la vez airear la mezcla. El recipiente, si no es ni demasiado grande ni demasiado pequeño no tiene gran importancia, sin embargo, tiene más importancia el contenido de grasa del jabón. Un jabón graso no solo hará espuma más fácilmente sino que también se mantendrá en ese estado más tiempo. Como la temperatura afecta a la grasa, los jabones grasos funcionan mejor en frío.Al menos esto es lo que pasa en cocina.
Independientemente del tipo de brocha y cuando se utiliza jabón en barra, en ingles stick, este se puede aplicar de varias maneras, pero no hay una manera canónica o predeterminada de hacerlo. Cada cual lo hace según le parece que mejor le va.
Mojar la barrita y restregarla sobre la cara húmeda, Después pasar la brocha con movimientos circulares hasta crear la espuma.
Mojar la barrita y cargar la brocha húmeda. Después aplicar la brocha sobre un bol hasta obtener la espuma adecuada.
Una combinación de las dos maneras anteriores.
Lo mejor es probar y que cada uno se quede con el método con el que mejor espuma y mejores afeitados obtenga.
También puede rallar la barrita y apelmazarla en una lata esto se hace para aprovecharlas cuando ya están muy gastadas, por ejemplo, si se tiene dos o tres puntas, o cuando, se quiere combinar propiedades de dos o más jabones o añadir algo, o también cuando se esta muy acostumbrados a cargar el jabón en una lata. Por supuesto, si quiere hacerlo así, hágalo sin más razones.

Resumiendo la creación de la espuma consta de cinco pasos fundamentales:

Paso 1: Invierta en una crema o jabón de afeitar de calidad.

Afeitarse con el jabón o la crema del que disponga o encuentre sin más reducirá la calidad de su afeitado. Un buen afeitado comienza con una crema o jabón de calidad. Busque aquellos que hagan espuma fácilmente y que contengan lanolina, para hidratar y suavizar su piel durante el afeitado.
No use cremas o geles de afeitar en spray porque proporcionan un afeitado inferior en comparación con los jabones y las cremas de afeitar tradicionales.

Paso 2: Remoje o humedezca su brocha de afeitar

Cuando use una brocha de afeitar, sumérjala suavemente en agua tibia hasta que esté completamente húmeda. Sacuda con cuidado el exceso de agua de la brocha hasta que ya no gotee.
Exprimir o escurrir las brochas de pelo de tejón para eliminar el exceso de agua
Sacudir o agitar las brochas de cerda de jabalí para eliminar el agua.
El uso de agua extremadamente caliente en las brochas de pelo sintéticos o de tejón provocará que las puntas se enrosquen

Paso 3: Carga

Coja su brocha y frote girando en el jabón o en sel tazón . Empiece a agitar la brocha durante aproximadamente un minuto o hasta que vea que comienza a acumularse la espuma. Inicialmente puede parecer burbujeaste, seguir girando hasta que la espuma se espese. Una espuma más consistente da como resultado un mejor afeitado, así que no intente diluirla.
Si está usando un jabón que está muy seco, agregue un poco de agua para ablandarlo “florecimiento del jabón”. No agregue demasiada agua o terminará con una espuma líquida.
Al hacer espuma, recuerde que la calidad siempre supera a la cantidad.

Paso 4: Aplique la espuma

Después de crear una rica y lujosa espuma, aplíquela suavemente en su rostro o en las áreas que deseas afeitar, incluso con movimientos ligeros.
El jabón de afeitar generalmente produce un afeitado mejor que una crema sin brocha.
Cuando se le de la opción, siempre es preferible usar una taza de afeitar.
Cuando use una crema sin brocha, aplique la crema directamente sobre su cara sin usar la brocha.

Paso 5: Disfrute su afeitado.

Con una espuma espesa y rica, notará inmediatamente una diferencia en la calidad de su afeitado y en su piel después del afeitado.

26 Me gusta

Gracias por el artículo. Un saludo.

1 me gusta

Gracias por compartir.

1 me gusta

Vaya enciclopedia guapa que está quedando.

Muchas gracias Gonzalo.

1 me gusta

Gracias compañero!