Historia del afeitado

No se si lo habéis leído… Así que lo subo…

La historia del afeitado

Publicado por Gillette en Hombre- Cuidado de la piel

Algo tan cotidiano como las maquinillas de afeitar puede tener una historia sorprendente, curiosa y mucho más apasionante de lo que parece. Por lo pronto, estamos hablando de una historia que, más de 20.000 años después, no deja de sorprendernos cada día con progresos increíbles.

Todo empezó en plena Prehistoria…

… cuando el hombre primitivo no era tan barbudo como creemos. Quitarse el pelo de la cara parece haber sido un deseo del hombre desde los más remotos orígenes, y los arqueólogos han encontrado pinturas rupestres que representan a hombres con barba y otros sin ella. Además, en muchos yacimientos se han encontrado conchas marinas y pedernales afilados que fueron las primeras cuchillas de afeitar.

Más tarde, en las edades del bronce y del hierro los seres humanos pudieron fabricar las primeras y rudimentarias cuchillas, pero fueron los egipcios quienes elevaron la cara bien afeitada a símbolo de categoría social: en los mausoleos reales se han encontrado las colecciones de navajas de cobre de sus propietarios.

Los griegos tenían por costumbre afeitarse diariamente, y aunque a los romanos les parecía afeminado el afeitado, en las legiones romanas los soldados se afeitaban con piedra pómez, pues en el combate la barba era un buen agarre para facilitar una puñalada. Con las invasiones bárbaras, la barba bien recortada inicia una moda que durará casi toda la Edad Media.

Llega la Edad Moderna

La navaja recta fue el instrumento de afeitado durante siglos, irritaba mucho la piel y provocaba muchos cortes. En el siglo XVIII y XIX se sucedieron una serie de navajas con protección de seguridad, pero que no llegaron a solucionar el problema hasta que un inventor y vendedor ambulante, King Gillette, protagonizó la primera gran revolución del afeitado: la cuchilla de navaja intercambiable. ¡Una hoja de acero pequeña, delgadísima, muy afilada y, sobre todo, muy barata! Este fue el gran avance de Gillette, y desde las 50 maquinillas y 168 hojas que puso a la venta en 1903, llegó a los 3,5 millones de maquinillas y 36 millones de hojas que produjo para el ejército durante la Primera Guerra Mundial.

La guerra propagó su invento por todo el mundo y cuando se retiró en 1951, King Gillette era multimillonario y su invento, universal. Otros inventos que aparecieron, como la afeitadora eléctrica, también encontraron su público, pero nunca fueron competencia inquietante para su maquinilla, que siguió mejorando sin cesar en sus diseños y facultades.

Destacado

¿Sabías qué?

· El emperador romano Adriano se dejó barba sólo para que su imagen se diferenciase del resto de emperadores.
· Los hombres de etnia amarilla tienen menos barba que los de etnia blanca. ¿Cuestión de genes?
· En América, los indios se depilaban pelo a pelo las barbas utilizando conchas marinas a modo de pinzas.

Investigación e innovación

Con la revolución tecnológica a partir de las décadas de los 70 y 80, los avances se multiplicaron: aparecieron las maquinillas desechables, las de dos hojas, con bandas lubricantes, las espumas de afeitar en spray, los after shave… Estas mejoras en el mundo del afeitado incorporan las más avanzadas tecnologías desarrolladas por los laboratorios más punteros. Hoy, dichos avances parecen más de ciencia ficción que de nuestro tiempo, ejemplos de ello son las espumas en gel, las hojas sobre muelles, los cabezales movibles, los mangos ergonómicos… hasta la última novedad: con chip incorporado para mejorar la experiencia del afeitado.

Últimos avances al servicio del hombre

Los hombres de ahora se han dado cuenta de que la belleza no sólo está en el interior. Ellos han pasado de afeitarse a mantener todo un ritual por la mañana. Hoy en mayor o menor medida, todos nuestros caballeros se someten al proceso del afeitado con nuevos productos de belleza, que se han convertido en sus aliados.

Cada vez son más los que se dan cuenta que deben preparar su piel con productos específicos para cuidarla y protegerla. Por eso siguen tres pasos:

  1. Preparar la piel

El pelo de su barba, suele ser bastante grueso y duro, de hecho, cuando está seco es tan duro como un alambre de cobre. Por ello, antes del afeitado, hay que humedecer la piel del rostro, pues así se hidrata el vello facial, éste se debilita y el corte resulta más suave y sencillo. Para preparar correctamente la piel, se han de lavar con agua caliente y aplicarse el Exfoliante pre-afeitado de Gillette Series. No sólo limpia y exfolia las células muertas, sino que además calienta la barba para reblandecerla y hacer un afeitado más suave.

  1. Afeitar

Con una maquinilla de tecnología avanzada como Gillette Fusion, los hombres atacan su barba con lo último en afeitado. Empiezan primero haciendo una pasada con la maquinilla en dirección al crecimiento del vello y la segunda pasada la hacen en sentido opuesto, para apurar más y con más precisión. Dependiendo de la maquinilla y de la presión, el apurado es mayor o menor. Lo que está claro es que utilizando Gillette Fusion no sienten las cuchillas sobre su piel.

  1. Hidratar

Antes con el after-shave, el hombre terminaba su proceso de afeitado simplemente calmando la zona irritada. La Crema Hidratante Energizante de Gillette proporciona la hidratación necesaria tras la agresión que supone para la piel del hombre un afeitado apurado. Además, no es grasa y se absorbe al instante. El resultado, una piel más suave y cuidada para el siguiente afeitado.

Destacado

¿Sabías qué?

· En USA, por razones culturales o de costumbre, no suelen afeitarse a contrapelo.
· Barbas famosas, como las de los revolucionarios cubanos, nacieron porque se quedaron sin cuchillas de afeitar.
· La barba crece 0,35 mm al día.

8 me gusta

Y gillette se apoderó del mundo. :joy:

2 me gusta

Son muy cucos… No hablan de usar brocha de afeitar… Pero si que uses su gel exfoliante.

Te venden su buque insignea las gillette fusion como que te dura un mes un cartucho de 5e

Y ya de paso de post afeitado su crema hidratante.

2 me gusta

Interesante aportación, gracias Antonio

Marketing en estado puro, ni siquiera se han molestado en disfrazarlo …

3 me gusta