La ciencia del afilado de cuchillas

Artículo en Sharpologist sobre el afilado de cuchillas:

El autor establece tres factores que determinan el rendimiento de una cuchilla:

  1. Su afilado.
  2. Si está revestida (de teflón, por ejemplo) o no.
  3. La consistencia del filo.

Llega a la conclusión de que las cuchillas que necesitan 40 gramos de fuerza de corte son las más apropiadas para afeitarse, las de 30 serían demasiado afiladas y las de 50 no cortan del todo bien.

También recomienda aquellas cuchillas que son más regulares entre afeitados (que mejor conservan sus propiedades) y se mantienen entre los 40 gramos o algo más sin grandes variaciones entre afeitados (como las Vokshod, las Gillette Wilkinson Sword, las Gillette amarillas…). Lo que según él indica:

-Desgaste mínimo del revestimiento de la cuchilla (o poco revestimiento desde el principio)
-Buena adhesión del revestimiento al metal base.
-Un afilado decente de la cuchilla que mantiene el filo y/o
-Buen templado y endurecimiento de un acero inoxidable de buena calidad.

Para más datos:

8 Me gusta

Si he leído bien, las cuchillas Bic Chrome son las mejores???

Ojo también al suave afilado inicial de las Feather.

1 me gusta

No, son las más afiladas de media (entre todos sus afeitados). Aunque en el primer uso tienen una fuerza de 40 gramos, en posteriores usos baja a a 32 y 31 (que el autor considera demasiado afilado y, por tanto, incómodo y tendente a producir cortes).

El autor considera que las más “consistentes” (en las que el afilado no varía tanto entre usos y se mantiene en torno a los 40 gramos) son las que producen un afeitado más cómodo a la larga: como en las Vokshod, las Gillette Wilkinson Sword, las Gillette amarillas…

2 Me gusta

Muy interesante la verdad

En su momento ya habíamos comentado sobre la web de donde salen los datos. Es un “estudio” curioso pero intenta cargase de objetividad técnica pero no deja de ser igual de subjetivo que las apreciaciones personales.

En primer lugar calcula la fuerza necesaria para cortar un material de referencia, si suponemos que este material de referencia es homogéneo, este si será un dato objetivo.

Después se afeita una vez y vuelve a probar, se afeita otra y vuelve a probar, etc… y aquí es donde ya entramos en el campo de la subjetividad, ha introducido un elemento de incertidumbre que es un afeitado con una ( o muchas distintas) maquinillas sobre su cara, por eso el “estudio” no es homologable para el resto.

Estos estudios son curiosos, pero al final lo mejor es probar y probar, no hay otra.

Una cosa curiosa es eso de que los revestimientos no duran ni un afeitado.

1 me gusta