Proceso de creación de una brocha Druida: Cónica Malaquita

Muy buenas, caballeros.

No es esta la primera vez que se muestra el proceso de creación de una brocha del maestro Javier @ElDruida. Pero sí creo que siempre es agradable observar un trabajo de artesanía cien por cien auténtico y genuino. Sobre todo si proviene de uno de los grandes artesanos del planeta en la materia.

Tampoco quiero extenderme mucho más. Mi interés principal en esto no es edulcorar ni echar más dulce en el trabajo de Javier. Todos le conocemos y, además, se merece todos los piropos que le echemos, porque los vale. Nos basta con disfrutar de su arte.

Os acompaño este texto con varias fotos, algunas las comentaré, algunas, no. Simplemente se trata de ver y de disfrutar.

Un saludo a todos y muchas gracias, Javier. Si no utilizo alguna palabra correcta (sobre alguna herramienta, etcétera), mis disculpas!

Elaboración de una cónica en resina malaquita, nudo Fan 25, marca de la casa.

1.— Se coloca el taco o cilindro elegido sobre el torno, en este caso resina malaquita. Para quien no lo sepa, Javier es ‘míster experimentos’ y consigue unas tonalidades y colores flipantes mezclando elementos de aquí y de allá. Es interesante decir que normalmente vemos “lo que le sale bien”, pero no las decenas de tacos que desecha porque no le convencen, no dan la calidad que desea, etcétera.

2—Comienza el proceso de formación del mango de la brocha. Las virutas de resina vuelan por todas partes. Festival multicolor.

3 y 4.— Con la gubia, Javier ayuda el proceso de compactado y estrechamiento del mango hasta alcanzar la medida y tamaños deseados. A puro ojo de artesano.

5.— El mango comienza a parecer un mango.

6.— Llega la hora de enfocar el proceso en la parte superior para tornear y proporcionar al conjunto la forma ovalada característica de las brochas cónicas.

7.— El taco ya no es un taco, sino que se ha transformado en un cono. El artesano incide en la parte superior para formarla, estrecharla y darle la forma perfecta.

8.— La parte superior está prácticamente lista.

9.— Le toca e turno a la base del mango de la brocha. Javier comienza a trabajar la base eliminando resina para conseguir la curva que también caracteriza la base de una cónica.

10.— Esto es una cónica. Aquí tenemos el mango en bruto, con las formas que hemos elegido y el alto y ancho deseado.

11.— Hora de colocar el característico sello de El Druida, en este caso plateado. Para conseguirlo, Javier inserta siete varillas con forma de cilindro prácticamente diminutas en el interior de otro cilindro metálico de mayor tamaño, si bien es igualmente muy pequeño. Cada sello se recorta, uno por uno, de ese cilindro original.

12.— El sello se inserta en el centro de la base de la brocha. Javier ha efectuado una punción previa en el centro para introducir su santo y seña, y lo amartillea ligeramente y con suavidad para que encaje perfectamente.

13.— Tras el amartillado, se pule la zona de la base con el sello incrustado.

14.— Este es el resultado final de la base.

15.— El proceso de lijado y pulido del mango elimina todas las posibles asperezas finales y aporta el aspecto final a la brocha.

16.— La resina malaquita empieza a asomar su verdadera cara, con una preciosa tonalidad y brillo gracias al trabajo de Javier.

17—Uno tiene debilidad por las rayas en sus brochas, así que se añade una en la parte superior.

18.— Comienza la fase de pulido final.

19.— El resultado de todo el proceso previo empieza a verse con claridad.

20.— Se acondiciona el hueco para dar cabida al nudo que llevará esta cónica malaquita, en este caso el característico Manchurian Fan 25 de Javier.

21.— Últimos retoques de la fase de pulido.

22 y 23.— Así queda el mango de una Druida genuina tras concluir el trabajo en el taller.

24 y 25.— Y así luce de bella. Muchas gracias Javier @ElDruida

Espero que os haya gustado, un abrazo para todos, señores.

80 me gusta

¡Buen reportaje y bonita brocha!:clap::clap::clap:

1 me gusta

Muchas gracias Sandro :blush: La verdad que ha sido un gustazo y un privilegio poder verlo y retratarlo en vivo y en directo

1 me gusta

Muy curioso, siempre creí que la forma cónica la daba con la cuchilla colocada en la torre, no me imaginaba que lo hacía manualmente :ok_hand:. Un trabajo fino :clap:. Gracias por el post compañero Juan :+1::grinning:

1 me gusta

Gran trabajo, bonita brocha y un reportaje al dedillo… Disfruta esa belleza compañero!

1 me gusta

Nunca dejó de sorprenderme con Javier. Y la narración ilustrada de Juan me ha parecido una pura delícia. Gracias a los dos, enhorabuena a las dos (sobre todo a Juan, que se la ha llevado a casa)

2 me gusta

La verdad que es sorprendente, compañero. Pero fíjate que lo que más me alucina a mi es cómo le dices al artesano que quieres tal mango con tal medida de ancho y largo y el tío va y te lo clava A OJO, ahí girando el torno ese como gira y lijando a mil por hora. Es un crack

2 me gusta

Muchas gracias, la verdad es que con el material de imágenes que puedes hacer visitando a Javier y viendo su trabajo, todo es mucho más fácil :slightly_smiling_face:

1 me gusta

Muchas gracias, la estoy disfrutando ya a tope!!! :slight_smile:

1 me gusta

Muchas gracias por el reportaje.
Viéndolo así hasta parece fácil, lo malo es que lo piensas dos segundos y te das cuenta de que no :see_no_evil:
Tiene unas betas muy chulas, enhorabuena :clap::clap:

1 me gusta

:blush: muchas gracias compañero! Eso es, exactamente eso, te pones a su lado y en un momento piensas: “pero si parece fácil”… Y ya ves tú, es complicadísimo, arte puro

1 me gusta

Bonita brocha @Juan :clap:t2::clap:t2::clap:t2: me has puesto los dientes largos :sweat_smile:

3 me gusta

Siempre mola leer una “crónica” asi, gracias @Juan y enhorabuena por esa belleza :clap::clap::clap::clap:

1 me gusta

:rofl::rofl::rofl: es una belleza, para qué negarlo

1 me gusta

De ná hombre, un placer, de verdad :relieved::relieved::relieved: muchas gracias :blush:

1 me gusta

Muy buen trabajo. Muy buen reportaje. Y no menos, muy buena brocha…felicidades para todos y para el que se la queda.

1 me gusta

Muchas gracias Jorge :slight_smile:

1 me gusta

La resina es preciosa y por lo que he leido, la forma es de lo más ergonómico que existe
A disfrutarla Juan

1 me gusta

Muchas gracias Kike :blush: tengo alguna de resina y me resultan muy manejables, sí! En mi caso, la diferencia en la ergonomía entre las de madera y las de resina está en las tallas grandes, en las que, para mi gusto, las de resina ganan por goleada. En las pequeñas veo bastante similitud :+1:t2::+1:t2:

1 me gusta

Que resina más bonita, ha quedado preciosa.
Gracias por el reportaje

1 me gusta